Homeopatía Flores   Click to listen highlighted text! Homeopatía Flores

Blog

Una razón mas para decirle: BAJE DE PESO CON HOMEOPATÍA

 

Un estudio reciente está relacionando a Meridia (SIBUTRAMINA), un medicamento para perder peso, con mayor riesgo de ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares no fatales. Tomarlo aparentemente no incrementa el riesgo de morir por esta causa en personas con antecedentes d eproblemas cardiacos.

Según los autores del ensayo, financiado por Abbott, fabricante de Meridia, los hallazgos en general coinciden con lo que se ha sabido acerca del medicamento y no deben cambiar la manera en que se usa.

"El único momento en el que se obtiene un aumento en los ataques cardiacos o accidentes cerebrovasculares es en los pacientes que ya lo habían tenido, en otras palabras... personas que nunca debieron haber recibido el medicamento", asegura el Dr. Philip T. James, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (Inglaterra) y primer autor del artículo, que aparece en la edición del 2 de septiembre de la New England Journal of Medicine.

Como en nuestro medio se puede conseguir prácticamente cualquier medicamento sin receta, es importante lanzar esta alerta a la población.

Desde enero, Meridia (sibutramina) lleva una etiqueta de advertencia de que no se debe usar entre quienes tengan enfermedad cardiaca preexistente, por lo que "la receta actual es completamente apropiada", señaló James.

Sin embargo, no todos están de acuerdo. La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos debe reunirse en septiembre para decidir si se deben tomar más acciones reguladoras, quizá una advertencia de "recuadro negro" más contundente o incluso retirar a Meridia del mercado.

Según el Dr. Greg Curfman, editor ejecutivo de la NEJM y coautor de un editorial acompañante, la advertencia de enero de la FDA se basa únicamente en información preliminar. Los resultados del nuevo estudio representan los primeros datos sólidos, "los primeros resultados del ensayo", dijo.

A partir de los hallazgos, él y otros se preguntan si vale la pena continuar ofreciendo el medicamento.

El medicamento no parece hacer más saludables a las personas, sostiene Curfman. "Algunas personas en realidad empeoraron", dijo. "Todo esto en conjunto genera una relación desfavorable entre riesgos y beneficios y, a partir de eso, no vemos justificación para mantener este producto en el mercado".

Además, dijo, "la eficacia de producir pérdida de peso con el medicamento no es para nada impresionante. En este ensayo, los pacientes perdieron en promedio menos de 4 kg (9 lb) y sabemos que eso no implica un beneficio real para la salud con el tiempo. No es una pérdida de peso suficiente. La FDA tiene un estándar de comparación de cerca de 5 por ciento de pérdida del peso corporal para considerar que un medicamento para perder peso [sea efectivo]".

Un experto de la Universidad de Rochester está de acuerdo.

"Nunca he hallado realmente que la gente que toma Meridia haya logrado una pérdida de peso realmente significativa", señaló el Dr. J. Chad Teeters, profesor asistente de medicina clínica de la división de cardiología del Centro Médico de la Universidad de Rochester. "Parece que muchos de estos 'remedios rápidos' para perder peso realmente no se quedan cortos frente al alboroto que causan, además de que tienen riesgos. Me parece que probablemente habrá una reducción significativa en el uso del medicamento teniendo en cuenta su baja eficacia y su mayor riesgo de efectos secundarios".

En el ensayo participaron 11,000 adultos obesos o con exceso de peso que tenían diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca o ambos, que fueron asignados de manera aleatoria a tomar Meridia o un placebo, y a los que se dio seguimiento durante unos 3.4 años.

Entre el grupo que tomaba Meridia, 11.4 por ciento tuvo ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o murió por causa de un problema cardiaco, frente a 10 por ciento del grupo de control, un aumento de 16 por ciento.

Los autores hallaron que la gente que toma Meridia también presentó un riesgo 28 por ciento superior de ataque cardiaco no fatal y un riesgo 36 por ciento mayor de accidente cerebrovascular no fatal, en comparación con los que tomaron el placebo.

Los participantes del ensayo también participaron en un programa de dieta y ejercicio para perder peso, bien fuera que tomaran el medicamento o no, anotó James, autor del estudio. "Meridia no es un medicamento milagroso que garantice que mucha gente perderá peso, pero es una ayuda adicional de importancia para la gente que cambia de dieta y aumenta su actividad física", dijo.

Teeters fue más escueto con su receta. "Como siempre, la dieta y el ejercicio son la única terapia fundamental y sostenida que se ha demostrado que es útil", sentenció. "No existe un remedio rápido".

FUENTES: Philip T. James, M.D., D.Sc., professor, London School of Hygiene and Tropical Medicine, U.K.; Chad Teeters, M.D., assistant professor, clinical medicine, cardiology division, University of Rochester Medical Center; Greg Curfman, M.D., executive editor, Sept. 2, 2010, New England Journal of Medicine

Sobre la importancia de formar bien a los hijos
Mi mamá se llama Pedro

 

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
Click to listen highlighted text!