Homeopatía Flores   Click to listen highlighted text! Homeopatía Flores

Blog

Menopausia y Hormonas

 

La revista menopause on line, recién publicó los resultados de un estudio que forma parte de los esfuerzos que la organización Iniciativa de Salud para la Mujer y que, siendo parte de las Instituciones Nacionales de Salud, provee de información y orientación a las mujeres estadounidenses. 

Este estudio evalúa, cómo le va a las mujeres que luego de tomar hormonas por un determinado período de tiempo, la abandonan. Los resultados, desde mi punto de vista, son los esperados. 

"Las evidencias sugieren que al 25 por ciento o más de las mujeres que empiezan a tomar hormonas les sería muy difícil suspenderlas", dijo a Reuters Health la coautora Marcia Stefanick, presidenta del comité ejecutivo de WHI.

Es un hecho que una vez que se inicia una terapia de reemplazo hormonal (TRH), tarde o temprano deberá de suspenderse, ya que es riesgoso mantenerla por tiempo demasiado prolongado.

Al no permitir la adaptación del organismo al cambio hormonal, sino, por el contrario, administrar hormonas para tratar de mantener los efectos de "juventud y lozanía" que la etapa de la vida fértil provee a la mujer, es lógico que, al suspender la TRH, el organismo encuentre mucho más problemático, adaptarse a la falta de las mismas.

A mas de 10,000 mujetes histerectomizadas, se les indicó al azar, tomar ya sea una terapia con estrógeno o un placebo (píldora sin efecto alguno). Todas las mujeres reportaron los síntomas que tenían tanto al inicio como al término de la terapia. Las participantes respondieron encuestas antes y después de suspender las píldoras. Una de cada tres mujeres tenía síntomas molestos al inicio del estudio y una menor cantidad de las adultas mayores reportaron quejas.

Al año, las mujeres tratadas con estrógeno sintieron la mitad de los bochornos, un 40 por ciento menos sudores nocturnos y un 20 por ciento menos sequedad vaginal que las tratadas con placebo. Además, la terapia activa elevó significativamente la sensibilidad mamaria, publicó Menopause.

Cuando el estudio finalizó, surgieron otros problemas. Un 7 por ciento de las mujeres que no tenían bochornos antes de iniciar la terapia hormonal los sintieron tras suspenderla siete años después, a diferencia de menos del 2 por ciento de las mujeres tratadas con placebo.

Las usuarias de estrógeno sintieron también más dolor y rigidez articular después del estudio, ya sea que hubiesen tenido o no esos síntomas al inicio de la investigación.

El estudio acompañó a otro análisis de la Iniciativa de Salud para la Mujer, que concluyó que una terapia combinada con estrógeno y progestina podría causar más daño que beneficios en las mujeres postmenopáusicas sin histerectomía.

Luego de suspender la terapia, cinco veces más mujeres tratadas con hormonas se quejaron de los síntomas menopáusicos que el grupo tratado con placebo.

Además, las mujeres tratadas con hormonas desarrollaron más cánceres mamarios y sufrieron más infartos y otros problemas asociados con la obstrucción arterial.

Debido a ese ensayo, los médicos desalientan la terapia hormonal sólo para prevenir enfermedades crónicas. Los autores señalaron que el nuevo análisis respalda la recomendación de no indicar el tratamiento en mujeres sin síntomas menopáusicos. La excepción es la prevención de la osteoporosis.

Afortunadamente, como lo demuestran ambos ensayos de la Iniciativa de Salud para la Mujer, los síntomas menopáusicos suelen disminuir sin ayuda farmacológica.

"Los bochornos habrían desaparecido entre tres y cinco años después en una gran proporción de esas mujeres si nunca hubiesen comenzado a tomar las hormonas", dijo Stefanick.

No es raro por tanto, que cada vez mas mujeres busquen en la Homeopatía una alternativa de control de éstos molestos síntomas. Lo que busca la Homeopatía en este tipo de situaciones, es facilitar el proceso de adaptación del organismo al cambio hormonal.

Este proceso de adaptación generalmente tiene dos etapas, la primera, en la que aún hay una adecuada producción de hormonas pero que es muy inestable y tanto "altibajo" es responsable de los molestos síntomas. La segunda etapa, en la cual los ovarios ya han dejado de funcionar y el organismo solo cuenta con la producción hormonal que proveen las glándulas suprarrenales, para facilitar la adaptación del organismo a esta disminución en sus cifras hormonales.

La clave del éxito, está ordenar, estabilizar la producción hormonal primero y luego en buscar la adaptación. Con ésta fórmula hemos logrado ser exitosos en el control de los molestos síntomas de esta etapa de la vida.

Preparación y Recuperación -- eventos catastrófico...
El matromonio ¿enferma?.......

 

Enviar un comentario como invitado

0
  • No se han encontrado comentarios
Click to listen highlighted text!