Los investigadores llegaron a esta conclusión después de estudiar las muestras de sangre de 2,173 pacientes con COVID-19 en tres hospitales en las ciudades chinas de Shenzhen y Wuhan, donde se cree que el brote comenzó a fines del año pasado. Compararon esta información con encuestas recientes de grupos sanguíneos en 3.694 personas sanas en Wuhan y 23.386 en Shenzhen.

Es importante hacer notar que, el estudio es pequeño y que sin importar el tipo de sangre que tengas, si no te cuidas lo suficiente te enfermarás.