Homeopatía Flores   Click to listen highlighted text! Homeopatía Flores

Sudoración excesiva

sweaty-palms-and-feet1
Sudoración excesiva   Click to listen highlighted text! Sudoración excesiva

Hiperhidrosis

Es una afección médica por la cual una persona suda excesivamente y de manera impredecible. Las personas con hiperhidrosis pueden sudar incluso cuando la temperatura está fresca o cuando están en reposo.

La molestia principal es la humedad que provoca.

La sudoración ayuda al cuerpo a permanecer fresco y, en la mayoría de los casos, es perfectamente natural. Las personas sudan más en temperaturas cálidas, cuando hacen ejercicio o en respuesta a situaciones que las hacen poner nerviosas, furiosas, avergonzadas o temerosas.

Sin embargo, la sudoración excesiva ocurre sin que se presenten tales desencadenantes. Las personas con hiperhidrosis parecen tener glándulas sudoríparas bastante activas. La sudoración incontrolable puede llevar a que se presente molestia significativa, tanto a nivel físico como emocional.

Cuando la sudoración excesiva afecta las manos, los pies y las axilas, se denomina hiperhidrosis primaria, focal o localizada y afecta del 2 al 3% de la población, aunque menos del 40% de los pacientes con dicha afección busca asesoría médica. En la mayoría de los casos de hiperhidrosis primaria, no se puede encontrar la causa, y es un padecimiento que parece darse en familias.

Si la sudoración ocurre como resultado de otra afección médica, se denomina hiperhidrosis secundaria. La transpiración puede darse en todo el cuerpo o puede estar localizada en un área.

Las afecciones que causan hiperhidrosis secundaria abarcan:

  • Condiciones de ansiedad
  • Acromegalia
  • Cáncer
  • Síndrome carcinoide
  • Ciertos medicamentos y sustancias adictivas
  • Trastornos de control de la glucosa
  • Cardiopatía
  • Hipertiroidismo
  • Enfermedad pulmonar
  • Menopausia
  • Enfermedad de Parkinson
  • Feocromocitoma
  • Lesión de la médula espinal
  • Accidente cerebrovascular
  • Tuberculosis u otras infecciones

Los signos visibles de sudoración se pueden notar durante una visita al médico, la mayoría de las veces no se requieren pruebas especiales para diagnosticar la sudoración excesiva, ya que el malestar suele ser bastante evidente. Sin embargo, algunas pruebas que pueden hacerse son las siguientes:

Prueba de yodo-almidón. Se aplica una solución de yodo al área que presenta sudoración y, después de secarse, se esparce almidón sobre dicha área. La combinación de yodo y almidón hace que cualquier parte que presente exceso de sudor se torne de color azul oscuro.
Prueba del papel. Se coloca un papel especial en el área afectada para absorber el sudor y luego se pesa. Cuanto más peso tenga, mayor cantidad de sudor se habrá acumulado.
Cuando estamos en presencia de una sudoración excesiva, relacionada a ansiedad, nerviosismo, tensión, estrés u otros estados emocionales, la Homeopatía suele ser bastante eficaz así como innocua.

Esperamos que esta información haya sido clara y que le ayude a cuidar mejor su salud y la de los suyos. Siéntanse en plena libertad de reproducir parcial o totalmente esta información sin necesidad de solicitarme permiso para hacerlo, pues de esta manera me está ayudando a cumplir con mi vocación y profesión.  Solo le suplico que de crédito a su autor por la misma.

La información contenida en esta página, es con fines educacionales solamente, de ninguna manera para auto-diagnóstico, o como substituto de una consulta médica. Si tiene alguna pregunta sobre la enfermedad que se le describe arriba, no deje de consultarlo con su médico. Gracias.{vozmeend}

Click to listen highlighted text!